51a2174ede0e0c5c9b9d517b12334e0e

 

Desde el momento que acabé las prácticas del grado superior de Educación Infantil, mi ventana se abrió al mundo, al mundo laboral, trabajando en una escuela infantil.

Dejé que los niños me enseñaran a mí, cada día aprendía capacidades y competencias que poco a poco a base de errores y equivocaciones, fui adquiriendo. Capacidades como la firmeza, la paciencia y la constancia, que en el día a día se ponen “a prueba” en el trabajo con niños. Me costaba mucho ser firme con ellos, era muy cariñosa y no me gustaba ponerme seria cuando habían hecho algo mal, mi voz era tan suave que ni se me oía entre el bullicio de los niños. Con el tiempo aprendí a activarme y a ser firme con mis alumnos en los momentos necesarios y a elevar la voz por encima de la de ellos. Aprendí a tener “ojos y manos para todo” ojos para cada niño y sus necesidades.

Con el tiempo, sentí muy dentro de mí ciertas ganas de “volar” hacia un futuro profesional mejor, y surgió cierta ambición por estudiar la diplomatura de Magisterio en Educación Infantil, con la idea de ampliar mi curriculum y la posibilidad futura de trabajar en un colegio. En la universidad, a pesar de que pasas a un ambiente más competitivo y de mayor exigencia académica, te guías por tu propio interes y curiosidad por los estudios y eso me hizo más autónoma. El trato de mis compañeros de universidad fue enriquecedor por la diferencias entre nosotros y no tanto por mi sindrome de down. Lo que más me costó fue enfrentarme a los prejuicios de algunos profesores y estar constantemente demostrando que era capaz, eso me hizo esforzarme más en algunas asignaturas. Pero también hubo cosas buenas, destaco la diversión y el compañerismo. En el camino del proyecto de vida, ante las dificultades, es importante ser positivos siempre, no estar “parados”, aprovechar las oportunidades de formación, porque vivir la vida es mirar al horizonte y soñar.

Miriam Vicente Irujo

Maestra en Educación Infantil

Cuadernos de Pedagogía, Nº 468, Sección Historias mínimas, Junio 2016, Editorial Wolters Kluwer, ISSN-ISSN: 2386-6322

Anuncios