En esta sección quisiera presentar  desde mi “ventana”, diferentes trazos de mi proceso de maduración y desarrollo.

Además quisiera aportar desde mi “ventana” no solo mi proceso sino intercalar mis opiniones y experiencias sobre determinados temas educativos, para que sea mas variado  los temas de mis artículos, ya que las facetas de la vida son como un abanico de colores que deseo que cada uno vea desde su ventana. Deseo fervientemente disfruten de mi columna  con dosis de optimismo, muy  necesario para todos los que de alguna manera nos dedicamos a transmitir valores a los niños.

 

Sección:” Me presento”

Nací en Pamplona en 1985, aquel día  los médicos dijeron a mis padres que tenía  un Síndrome de Down “mosaico”.  Consiste en que hay algunas células con trisomía 21 y otras no. Les dijeron que era prácticamente lo mismo que el Síndrome de Down pero en un grado más leve que se da en el 1,5% de la población con Sindrome de Down.

Soy la segunda de 5 hermanos.  Mi hermana mayor  tiene un año más  y con mi otra hermana me llevo solo 11 meses.  Con ellas he jugado, discutido, reído… etc , éramos como las tres mellizas

Todo hay que decirlo y es que a pesar de estar todo el día juntas, éramos muy diferentes.  Ellas tenían una gran habilidad para la actividad física, yo en cambio con mi cardiopatía y cierta fragilidad, no tenía habilidad hacia el deporte pero sí hacía otras cosas. Me solía decantar por juegos tranquilos,  musicales y suaves al tacto. Me he preguntado muchas veces el porqué de esas diferencias tan marcadas en aficiones con mis hermanas. Tal vez la llegada de dos hermanos cambiara el tipo de juegos, ellos se solían revelar al rol  femenino que le dábamos. Pero nunca consiguieron sacarme de mi mundo de “fantasía” y la que deseo desbordar en cada artículo…  ¡allá vamos!

 

Miriam Vicente Irujo

Maestra en Educación Infantil

 

Fuente: Cuadernos de Pedagogía, Nº 463, Sección Historias mínimas, Enero 2016, Editorial Wolters Kluwer, ISBN-ISSN: 2386-6322

Anuncios