foto columna

 

Hace mucho tiempo oí hablar de Miriam en mi ciudad, Pamplona, pero hace sólo algunos días tuve el placer de compartir un café y una magnífica conversación con ella.

Cada día valoro más la vida, las coincidencias, los descubrimientos… y conocer a Miriam ha sido uno de ellos.

Hace mucho que la admiraba. Miriam tiene 30 años, Síndrome Down Mosaico, estudios universitarios y una increíble capacidad de captar la atención de quien la escucha.

Actualmente, Miriam también da clases particulares a mi hermana, a mi Gaiso – quienes nos seguís ya la conocéis- y ya no sólo la estimo sino que agradezco inmensamente que despierte en mi hermana ese afán de superación, que nadie mejor que ella es capaz de mostrar.

Gracias Miriam por ser un ejemplo de fuerza, progreso, perseverancia y por haberte adherido a este blog.

En esta sección “Testimonios”, Miriam colaborará con nosotras exponiendo los artículos que mensualmente publicará para “Cuadernos de Pedagogía”,  y todo cuanto ella crea conveniente compartir. Espero que los disfrutéis.

 

Érato

Anuncios