Dice un proverbio chino que “cuando dos hermanos trabajan juntos, las montañas se convierten en oro”. Resulta evidente que la fórmula del éxito no es tan sencilla; sobran hermanos y aquí nadie es Midas. Ahora bien, es cierto que la confianza, lealtad y la unión que tienen dos hermanos, si se dirige por el camino correcto, puede dar lugar a grandes triunfos.

Ello queda especialmente reflejado en el ámbito musical, así que mi plan B, si lo que tengo entre manos no llega a buen puerto, es arrastrar a mi hermana al mundo de la farándula. Si a los Jackson 5, Oasis, The Coors, The Beach Boys, AC/DC, The Carpenters, Kings of Leon, The Bee Gees, Gladys Night and the Pipes o Radiohead les ha ido bien, no veo por qué a nosotras no.

Sólo aquellos que comparten un vínculo genético y una misma pasión por la música son capaces de lograr unas armonías perfectas. Lo comenté también allá por mayo, hablando de barbas y demás, al presentarles a The Avett Brothers. Ellos serán mi principal modelo a seguir. Pero no son los únicos.

FIRST AID KIT.

Conocí a estas dos hermanas suecas vagando por Youtube -muy poco glamuroso, lo sé, pero qué le vamos a hacer-, gracias a una cover que hicieron de la canción ‘Tiger Mountain Peasant Song’ de Fleet Foxes. Fue un flechazo.

Han pasado casi cinco años desde entonces y ya tienen un EP y dos discos que son de escucha obligatoria. Háganme caso esta vez, quédense con su nombre, porque van a llegar lejos. Son fantásticas.

 

THE NATIONAL.

Cuando una banda está integrada no por uno, sino por dos grupos de hermanos, esto es lo que pasa.

Asumo que ya conocerán a The National, banda formada a finales de los noventa por los gemelos Aaron y Bruce Dessner, los hermanos Scott y Bryan Devendorf, y Matt Berninger.  Este último es su vocalista y su profunda voz de barítono, una de las principales señas de identidad del grupo. Una de esas voces que te dejan KO, que te hacen bajar la guardia. Sus canciones tienen un deje oscuro, melancólico, que se ha ido acrecentando en sus discos más recientes y que también queda patente en sus letras.

“And I can’t fall asleep

without a little help.

It takes a while to settle down

my shivered bones,

wait til the panic’s out.

It takes an ocean not to break.”

                         Terrible Love.

De sus discos, Boxer es mi preferido. No se lo pueden perder.

 

 

 

THE ISLEY BROTHERS.

Las canciones de The Isley Brothers se pueden clasificar dentro de ese grupo de canciones que nos acompañan discretamente toda la vida, que escuchamos esporádicamente, que reconocemos pero no sabemos exactamente a quién atribuirlas. Hace un par de veranos vi la película francesa Les Petits Mouchoirs (aka Pequeñas Mentiras Sin Importancia) y entré en un círculo dependiente-obsesivo con su banda sonora, entre la que se encuentra una conocidísima canción de este grupo. Fue a partir de entonces cuando comencé a indagar acerca de su trayectoria musical.

Descubrí que es el grupo que más tiempo ha permanecido activo en la historia del rock, que ha pasado de ser un cuarteto a un sexteto, a un trío y finalmente a un dúo. Que su estilo musical es de lo más versátil y que ha llegado a estar integrado por cinco hermanos Isley.

 

ANGUS & JULIA STONE.

He de confesar que inicialmente tuve bastantes reticencias hacia estos dos hermanos australianos, a pesar de que  parecían tenerlo todo para formar parte de mis favoritos: dúo, voz femenina de lo más peculiar, melodías sencillas y un estilo folk intimista. Desde mi perspectiva, tienen algo que no acaba de cuajar, creo que pueden resultar algo olvidables y sus canciones no me llegan a emocionar.

Aun así, es uno de esos grupos cuyas canciones más te gustan conforme más las vas escuchando. Y, desde luego, esta versión que hicieron de “You’re the one that I want” me parece una maravilla.

 

SCALA & KOLACNY BROTHERS.

Con esta última referencia salgo algo del patrón marcado por los grupos anteriores, pero no podía dejar pasar la oportunidad de mencionarlos por aquí.

Los hermanos Steven y Stijn Kolacny acompañan al piano y dirigen, respectivamente, al coro femenino Scala, de origen belga. Aunque también interpretan composiciones propias, su éxito se basa en las versiones que hacen de conocidos temas de Nirvana, Rammstein, Coldplay, Foo Fighters, Oasis, Metallica o U2.

Me gusta especialmente su versión de “Creep” de Radiohead, que se utilizó en el trailer de la película La red social.

 

Queda visto para sentencia.

C.

Anuncios